Las conexiones VPN garantizan la confidencialidad e integridad de los datos, la autenticación y autorización, más velocidad en la transferencia de la información y, en definitiva, mayor seguridad informática

Conexiones VPN para una mayor seguridad informática

La seguridad se erige como una de las mayores preocupaciones de los usuarios y las empresas a la hora de implantar y mantener una red local de ordenadores. Este tipo de redes permiten compartir archivos, recursos e información de forma rápida. Uno de los principales retos que se plantearon las compañías es, precisamente, crear un ambiente en el que las máquinas puedan compartir información como si estuvieran en la misma red a largas distancias.

Refuerza la seguridad informática con conexiones VPN

En este sentido, la Virtual Private Network o Red Privada Virtual (VPN) se presenta como una solución sencilla y económica para reforzar la seguridad informática. VPN es una tecnología de red, que permitirá una extensión segura de la red local (LAN) sobre una red pública o no controlada como Internet, a partir de un proceso de encapsulación y encriptación de los paquetes de datos a diferentes puntos remotos mediante el uso de unas infraestructuras públicas de transporte. Con todo ello, VPN permite que la computadora de red pueda enviar y recibir información sobre redes compartidas o públicas como si se tratara de una red privada.

Refuerza la seguridad informática con conexiones VPN

A la hora de establecer la comunicación entre dos puntos las conexiones VPN emplean una tecnología de tunneling, que hará uso de un protocolo especial para crear un "túnel" por medio del cual circulan todos los datos desde un extremo a otro.

En verdad, dicho "túnel" es la misma información que se manda, pero de manera encriptada, por la acción del protocolo seguro de comunicación, lo que hace que nuestros datos no puedan ser visualizados por agentes externos. Otro de los usos más extendidos de las conexiones VPN está enfocado a facilitar el acceso remoto a una red local. Precisamente por su efectividad y su aspecto económico, VPN es la tecnología más empleada para garantizar el acceso remoto y la conectividad entre diferentes agentes y segmentos de una misma red local, cuya distancia entre sí sea demasiado amplia como para optar por una conexión física y real.

Antes de su implementación, las conexiones VPN deben contar con diferentes bases tales como un set de políticas de seguridad para la codificación de los datos en aras de que no sean visibles por clientes no autorizados en la red. También se ha de tener en cuenta la administración de claves para asegurar la codificación entre los clientes y el servidor.

Junto a todo ello también se ha de considerar compartir datos, aplicaciones y recursos, un servidor de acceso y autentificación para que en la red se tenga control en todo momento de quiénes ingresan, verificar su identidad y tener registro estadístico sobre los diferentes accesos.

conexiones VPN

Existen diferentes tipos de redes VPN. Por un lado, se encuentran las de acceso remoto, por medio de las cuales los usuarios se conectan a una misma empresa desde sitios remotos haciendo uso de Internet como vínculo de acceso. Igualmente, se distingue VPN punto a punto, idónea para conectar oficinas remotas con una sede central. En estos casos, el servidor VPN está conectado permanentemente a Internet, aceptando conexiones entrantes desde los sitios y estableciendo el denominado túnel VPN. Además, se podría resaltar la VPN interna, perfecta para aislar zonas y servicios de la misma red interna. Es de utilidad para mejorar las características de seguridad de una red inalámbrica WiFi.

En SIMAD nos ocupamos de aplicar normas, métodos, procedimientos y técnicas destinadas a lograr un sistema de información seguro y confiable. Nuestro enfoque de protección se orienta, no solo a la gestión de accesos y conexiones VPN para una mayor seguridad informática, sino también a evitar fugas de información, Firewalls, la seguridad de redes inalámbricas o prevención de intrusión (IPS).