La configuración de varios equipos virtuales en mismo servidor físico en aras de alcanzar la optimización de los recursos disponibles es lo que se conoce como Virtualización de Escritorios o por sus siglas en inglés VDI (Virtual Desktop Infrastructure), acciones con las que lograrás una mayor eficacia y productividad.

Virtualización de Escritorios, mayor eficacia y productividad

El escritorio virtual es de utilidad para consolidar los diferentes servidores que soportan dichos "desktops", lo que traerá como resultado una mayor reducción de los costes dada la simplificación en conceptos de arquitectura y la centralización en lo referente a la administración de aplicaciones y actualizaciones.

¿Qué supone la virtualización de escritorios?

La VDI supone la creación de un PC virtual que se almacena en un servidor de virtualización de manera remota en lugar de concentrarse en el disco duro del ordenador personal. Cada equipo virtual se encargará de poner en marcha su propio sistema operativo y/o aplicaciones que sean necesarias, permitiendo a los usuarios la posibilidad de acceder remotamente a sus respectivos escritorios desde cualquier tipo de dispositivo, ya sea este último un smartphone, un PC o un portátil.

La tecnología VDI, basada en la funcionalidad del cloud computing, coloca el entorno de trabajo a disposición de los propios empleados, sin importar su ubicación ni el terminal o medio de conexión que utilicen. Por medio de la virtualización de escritorios, muy diversos usuarios de la Red podrán mantener sus escritorios individuales en un único servidor que podrá situarse en una residencia, empresa o Data Center. De esta forma, los usuarios pueden encontrarse en diferentes puntos geográficos y conectarse al equipo central a través de una red de área local (LAN), una red de área extensa (WAN) o por medio de Internet.

¿Qué supone la virtualización de escritorios?

Este tipo de escritorios virtuales son altamente esenciales para los trabajadores que se encuentran fuera de la oficina, usuarios que precisan de acceso a diferentes aplicaciones o escritorios corporativos y también usuarios que operan desde casa de manera puntual y cuyo escritorio principal se encuentra cubierto por una licencia corporativa.

Ventajas de la virtualización de escritorios

Los proyectos de virtualización de escritorios se encuentran directamente relacionados con el ahorro en diferentes ámbitos y ventajas potenciales a muy diversos niveles. Por ejemplo, se incrementará la seguridad de la información, minimizando el riesgo de pérdida y corrupción de los datos, pues ya no se almacenan en un portátil individual, sino que más bien permanecen protegidos en el Data Center.

Otro beneficio está vinculado con cuestiones como la comodidad, pues el usuario final no debe volver a adaptarse a trabajar con un escritorio virtual. Igualmente, activa la productividad en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Al presentarse menos averías, se incrementa la capacidad productiva de los trabajadores dado que sus equipos no presentan daños. Al mismo tiempo, ofrece una administración integrada y simplificada de escritorios físicos, virtuales y basados en sesión, todo ello por no hablar de que reduce las necesidades de capacidad de almacenamiento en hasta casi un 90%.

¿Qué supone la virtualización de escritorios?

Los escritorios virtuales concentrados en el servidor central presentan un consumo de energía tres veces inferior al que pueda presentar un conjunto de ordenadores personales. En lo que respecta al ahorro en costes de capital supondrá una reducción en los requisitos de almacenamiento, unos mejores índices de consolidación de escritorios y una mayor densidad de usuarios backend.

Igualmente, podemos hablar de un mayor ahorro en costes operativos debido a la reducción en las llamadas de soporte, una mayor eficacia en la gestión de escritorios, simplificación de la seguridad y el cumplimiento, así como el aprovisionamiento de los usuarios e implementación de escritorios en minutos.

En SIMAD apostamos por la virtualización de escritorios porque ofrece mayor eficacia y productividad, así como rapidez en el despliegue de aplicaciones, aumento en el rendimiento de las mismas, bajo coste en equipamiento y mayor seguridad en los datos. Llámanos y te informaremos al respecto.