Las soluciones Cloud aportarán el máximo ahorro y elasticidad en los costes informáticos de tu empresa, así como mejorarán la productividad, la gestión tecnológica y seguridad de tus equipos TI.

Soluciones Cloud para el máximo ahorro

Un nuevo modelo de prestación de servicios desde la Red en tiempo real, flexible  y bajo demanda, capaz de cambiar tanto la forma de proveer servicios como de consumirlos es lo que representan en estos momentos las denominadas soluciones Cloud.

Algo tan complejo y beneficioso como el cloud computing está siendo incorporado por un número cada vez mayor de empresas, debido fundamentalmente a las mejoras tanto cualitativas como cuantitativas en infraestructuras de comunicaciones, servidores y software que aporta, junto con las de algunas tecnologías esenciales como es el caso de la virtualización.

Ahorra costes informáticos con soluciones Cloud

Estudios oficiales desarrollados por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) confirman que la incorporación de tecnologías vinculadas con el mundo cloud computing favorecen la productividad y disminuyen los costes de las empresas que apuestan por sus servicios, especialmente las Pymes. Todo ello por no hablar de que su puesta en marcha dentro de la maquinaria empresarial tendrá sus efectos positivos a nivel económico.

Ahorra costes informáticos con soluciones Cloud

Uno de los beneficios más claros que se derivan de la apuesta por soluciones Cloud dentro de cualquier compañía que pretenda ser competente en el mercado es con relación al ahorro en costes informáticos. Más concretamente, se estima que hasta un 40% de la inversión en software y hardware se podrá ahorrar, así como un nada desdeñable 31% en los costes de personal de TI y hasta un 80% en lo relativo al consumo energético.

La relevancia del concepto "on demand" asociado a las soluciones de cloud computing radica en que, frente a lo que sucede con la infraestructura tradicional, el suscriptor tan solo pagaría por el uso que hace del servicio en la nube en cada momento, disminuyendo de manera considerable los costes fijos y las inversiones asociadas a los recursos de TI.

Esa reducción de costes se logra, entre otras cosas, por la disminución de la inversión inicial gracias al sistema de pago por uso, lo que marcará una destacada diferencia con respecto a los servidores propios. Al tratarse de un servicio flexible, únicamente se pagará por lo que realmente necesitemos.

Ahorra costes informáticos con soluciones Cloud

Igualmente, no se tendrá que hacer frente a las facturas de consumo energético, dado que las mismas se incluyen en el precio del servicio. En caso de que se produzca cualquier problema técnico, su tolerancia a fallos de hardware y de software garantizará el hecho de que el servicio Cloud seguirá funcionando sin problema, evitando en todo momento las pérdidas que supondría la caída del servicio.

Se podrá acceder a los servicios en la nube desde cualquier parte del mundo, dado que simplemente se precisará de conexión a Internet, algo que facilitará el trabajo a distancia, la realización y visualización, además de mejorar la productividad.

En SIMAD ayudamos en la adaptación de servicios en Cloud aportando ventajas inmediatas a las compañías. Entre estas soluciones gestionamos diversos modelos como público, privado dedicado, compartido e híbrido. ¿Qué os parecen las soluciones Cloud para obtener el máximo ahorro?